admin

VIAJE A LA INFANCIA

In Lugares visitados on Jueves, 18 octubre 2007 at 19:12

peninsula_magdalena1.jpg

Recuerdo la primera vez que vi el mar, yo debía de tener 12 años más o menos, estaba en 6º de E.G.B. y en el colegio se organizó una excursión a…                  pues a donde va a ser, SANTANDER. Fue un largo viaje de aprosimadamente 6 horas en autocar, desde mi Valladolid natal hasta el mar, entre 300 y 400 kilómetros, no lo recuerdo bien, pero no importaron, porque al final del viaje nos esperaba ese Mar Cantábrico, al que los castellanos consideramos también nuestro mar.

Aquellos instantes en que contemplas esa inmensidad azul-verdosa, en que se convierte el horizonte, te inundan de una paz y de un temor a la vez, al comprender lo diminutos que somos, ante tanta grandiosidad. La sensación de mojarse los pies, pues era pleno mes de mayo y el agua, bueno, que os voy a decir, pues muy templadita no estaba, pero esa sensación y el saborear el agua salada, me gustó, y creo que fue entonces cuando pensé que me gustaría poder vivir al lado del mar y poder bañarme en sus aguas cuando me apeteciera, sin tener que recorrer grandes distancias y sufrir mareos, pues lo málo del viaje era que yo de pequeño, me mareaba mucho y no lo pasaba muy bien que digamos. El poder evitarme ese transtorno me gustó, y finalmente lo he conseguido. Ahora vivo en el Mediterráneo, que no es lo mismo que el Cantábrico, ni por asomo, pero es el mar, y me puedo bañar cuando me apetece.

Ni que decir tiene que pasamos un día maravilloso en Santander, y el tiempo pasó volando, pero el recuerdo de aquel día, es imborrable en mi mente. Por supuesto el viaje de vuelta fue malo para mi, pero yo pensaba en el mar y en esas sensaciones que había experimentado aque maravilloso día de primavera, y en las consecuencias que para mi tendría en el futuro. No me importó marearme, desde luego mucho menos que en el viaje de ida, porque ahora, había visto el mar y me había enamorado de él. Ese viaje escolar sin importancia cambió mi vida y por ello le doy las gracias, pero sobre todo, de aquel inolvidable día playero, el recuerdo que me queda es de felicidad, aquel día contemplé mi primer paraíso.

Anuncios
  1. santander!! bueno mejor dcho CANTABRIA!!
    ejej yo no vivo en santander pero me alegra leerceste post,ciudad de mi tierruca !!
    la verdad esq yo me pasaría horas y horas viendo las olas del mar lo q relaja!! y me encanta sobre tdo ir a pasear en invierno o primavera cuando la playa está vacía y tranquila sin sombrillas y tumbonas.

    un saludo!!

  2. pdata: la foto creo q está hecha desde la escuela de vela, yo estuve en esa escuela unos dias y fue una experiencia q volvía a repetir subir en un velero!!

  3. Me alegro que te guste, mándame una foto de tu pueblo, o terruca como dices. Por cierto yo también fuy a una escuela de vela y fue una experiencia maravillosa, se lo recomiendo a todo el mundo.

  4. Hola, paisano… todos los pucelanos tenemos bastante cariño a Santander. Es nuestro mar.
    Saludetes 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: